Home » Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes

Preguntas y dudas frecuentes.

Preguntas y dudas frecuentes. - Separaciones y Divorcios

 

Causas de separación y divorcio.


 

Actualmente la separación o el divorcio son dos opciones a las que se podrá acudir de forma indistinta.

Bastará que uno de los cónyuges no desee la continuación del matrimonio para que, sin tener que alegar causa alguna y una vez transcurridos tres meses desde la celebración del mismo, solicite judicialmente la separación o el divorcio, bien de mutuo acuerdo o de manera contenciosa.

No será preciso el transcurso de este plazo para la interposición de la demanda cuando se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de las hijas e hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.


¿Qué diferencias existen entre la separación judicial, el divorcio y la nulidad matrimonial?


 

a) La separación judicial ocasiona la suspensión de la vida en común de los casados, sin romper el vínculo matrimonial, por lo que mientras una persona no esté divorciada, no puede volver a contraer nuevo matrimonio.

b) El divorcio ocasiona la disolución del vínculo matrimonial para el futuro.

c) La nulidad ocasiona la desaparición del vínculo matrimonial, tanto para el pasado como para el futuro.


¿Cuáles son las causas legales de nulidad civil matrimonial?


La nulidad matrimonial se puede solicitar siempre que exista, en el momento de la celebración del matrimonio, alguna de las causas legalmente establecidas, no puede alegarse una causa sobrevenida.

Se considerará nulo, cualquiera que haya sido su forma de celebración:

a) El matrimonio celebrado sin consentimiento matrimonial.

b) El matrimonio en el que intervengan menores de edad sin emancipar o en el que alguno de los cónyuges esté ligado por un vínculo matrimonial anterior.

c) El matrimonio celebrado entre parientes en línea recta ( descienden unos de otros) por consanguinidad o adopción, y entre colaterales (descienden biológicamente de un antepasado común) por consanguinidad hasta el tercer grado.

d) El matrimonio celebrado entre condenados por Sentencia firme como autores o cómplices de la muerte del cónyuge de cualquiera de ellos.

e) El matrimonio que se contraiga sin la intervención de las autoridades judiciales, municipales o funcionariales ante las que deba celebrarse.

f) El matrimonio celebrado por error en la identidad de la persona de la otra o del otro contrayente o en las cualidades personales que, por su entidad, hubieran sido determinantes de la prestación del consentimiento.

g) El matrimonio contraído por coacción o miedo grave.


¿Qué efectos legales produce la admisión a trámite de la demanda de separación, divorcio o nulidad matrimonial?


Los efectos previstos en la ley son:

a) Los cónyuges ya pueden vivir separados, cesa la presunción de convivencia conyugal.

b) Quedan revocados los consentimientos y poderes que cualquiera de los cónyuges hubiera dado al otro.

c) Salvo pacto en contrario, no cabe la posibilidad de comprometer bienes privativos del otro cónyuge en los gastos domésticos.

Los cónyuges pueden anotar la admisión de la demanda en el Registro Civil, en el Registro de la Propiedad y en el Registro Mercantil, en su caso.


¿Ante qué Juzgado se plantearán las demandas de separación y divorcio contenciosos y la nulidad matrimonial civil?


Será competente el Juzgado de Primera Instancia (Familia) o, en caso de violencia de género, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, ambos del lugar del domicilio conyugal.

Si los cónyuges residen en distintos partidos judiciales, será competente, a elección de la parte demandante, el del último domicilio del matrimonio o el de residencia de la parte demandada.

Las personas que no tengan domicilio ni residencias fijos podrán ser demandadas en el lugar en que se hallen o en el de su última residencia, a elección de la parte demandante.

Si no pudiera determinarse la competencia, corresponderá ésta al Tribunal del domicilio de la parte demandante.

En los supuestos de violencia de género, habrá de presentarse la demanda ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer del domicilio que tenga la víctima, y que no tiene que ser coincidente con el del último domicilio conyugal.

¿Qué legislación es la aplicable en las demandas de separación conyugal, divorcio y nulidad civil matrimonial?


La nulidad matrimonial y sus efectos se determinarán de acuerdo con la ley aplicable en el momento de la celebración del matrimonio.

La separación y el divorcio se regirán por:

 La ley nacional común de los cónyuges en el momento de la presentación de la demanda.

 A falta de nacionalidad común, por la ley de la residencia habitual común del matrimonio en dicho momento y,

 En defecto de ésta, por la ley de la última residencia habitual común del matrimonio si uno de los cónyuges aún reside habitualmente en dicho Estado. En todo caso, se aplicará la ley española cuando uno de los cónyuges sea español o resida habitualmente en España:

 Si no resultara aplicable ninguna de las leyes anteriormente mencionadas.

 Si en la demanda presentada ante autoridad judicial española la separación o el divorcio se solicita por ambos cónyuges o por uno con el consentimiento del otro (separación de mutuo acuerdo)

 Si las leyes indicadas anteriormente no reconocieran la separación o el divorcio o lo hicieran de forma discriminatoria o contraria al orden público.

¿Se puede cambiar un procedimiento iniciado de forma contenciosa a uno de mutuo acuerdo?

Existe la posibilidad de que durante la tramitación de un proceso de separación o divorcio (no de nulidad) iniciado como contencioso, las partes soliciten que continúe el procedimiento por los trámites especiales del mutuo acuerdo, presentándose el oportuno convenio regulador para su posterior ratificación.

Si los cónyuges no proceden a la ratificación del convenio regulador, se procede al archivo de la solicitud de acuerdo mutuo, siguiendo sus trámites el procedimiento contencioso previo hasta Sentencia.


¿Qué supone la reconciliación entre los cónyuges separados o divorciados?


La reconciliación, antes o después de la Sentencia, es admisible en los procedimientos de separación matrimonial, no de nulidad.

En los procedimientos de divorcio sólo cabe la reconciliación antes de dictar Sentencia.

La reconciliación supone la reanudación de la convivencia conyugal de los cónyuges separados, con ánimo de que cese la situación jurídica de separación y sus efectos. Para ello es necesario que los cónyuges lo pongan, por escrito, en conocimiento de la autoridad judicial que entienda o haya entendido del procedimiento, la cual puede, en caso de separación, y a pesar de tal evento, mantener o modificar las medidas acordadas en relación a las hijas e hijos cuando exista causa que lo justifique.

¿Hay que inscribir las Sentencias de separación, divorcio o nulidad matrimonial en el Registro Civil?


Las Sentencias de Separación, Divorcio y Nulidad matrimonial se comunicarán de oficio, por la autoridad judicial, a los Registros Civiles en que conste el matrimonio de los litigantes y los nacimientos de las hijas e hijos.

A petición de las partes, podrán ser anotadas o inscritas en los Registros de la Propiedad y Mercantil las demandas y sentencias de separación, divorcio y nulidad matrimonial.


¿Qué ha de hacerse para separarse o divorciarse de mutuo acuerdo?


Para poder solicitar la separación judicial de mutuo acuerdo debe haber transcurrido, como mínimo, 3 meses de matrimonio. No se requiere la concurrencia de ninguna causa, basta el concurso de voluntades de los esposos con los demás requisitos que veremos a continuación. Tanto la separación como el divorcio que se planteen de mutuo acuerdo pueden ser instados por ambos cónyuges o por uno de ellos con el consentimiento del otro.

A la demanda acompañará necesariamente un Convenio Regulador o documento en el que se plasmen, acepten y firmen los acuerdos tomados por ambos cónyuges y que serán los que rijan los efectos personales y patrimoniales de la separación o divorcio. Los cónyuges deberán ponerse de acuerdo sobre:

Quién va a convivir con las hijas e hijos menores.

Visitas y estancia de las hijas e hijos menores con el progenitor no custodio.

Destino de la vivienda y ajuar familiares.

Pensiones alimenticias a favor de las hijas e hijos.

Pensión compensatoria a favor del cónyuge al que la ruptura matrimonial le suponga un desequilibrio económico.

Actualización de las pensiones.

Si existen hijas e hijos menores de edad, la validez del convenio regulador queda condicionada a la conformidad del Ministerio Fiscal y a su admisión por la autoridad judicial.

Es obligatoria la intervención de abogada o abogado y procuradora o procurador en la tramitación de una separación o divorcio de mutuo acuerdo, pero para iniciar este procedimiento basta con la intervención de una sola defensa y representación para ambos cónyuges. La Ley les otorga la posibilidad de optar posteriormente a defensas y representaciones separadas, en los siguientes supuestos:

Cuando alguno de los pactos propuestos por los cónyuges no fuera aprobado por la autoridad judicial.

Cuando, a pesar del acuerdo firmado por las partes y aprobado por la autoridad judicial, una de las partes pide la ejecución judicial del acuerdo. En cuanto al procedimiento a seguir, la Ley prevé que sea rápido y de requisitos mínimos. Se inicia mediante la presentación de un escrito-demanda al que acompaña el convenio regulador que presentan las partes.

La autoridad judicial cita a las partes (3 días) para que se ratifiquen, por separado y de forma personal, en su petición de separación.

Si la presencia personal de alguno de los cónyuges no fuera posible, la ratificación puede efectuarse por apoderamiento especial a la Procuradora o Procurador que lo represente.

Si alguno de los cónyuges no se ratificara en dicho acto, se procede al archivo de las actuaciones.

Ratificada la petición, se procede a la práctica de las pruebas propuestas. También se practicarán las pruebas que la autoridad judicial estime necesarias para los fines del procedimiento.

Si no existen hijas e hijos menores de edad o fueran ya personas adultas emancipadas, el órgano jurisdiccional dictará Sentencia concediendo o denegando la separación o el divorcio y pronunciándose sobre la propuesta de convenio regulador presentada.

De existir hijas e hijos menores de edad o incapacitados, el órgano jurisdiccional solicitará informe al Ministerio Fiscal para que se manifieste con relación a los pactos que les afectan y deberá oír a las hijas e hijos que tengan suficiente juicio .

La Sentencia que recaiga será recurrible en apelación.


¿Qué juzgado es el competente para conocer el procedimiento de separación o de divorcio de mutuo acuerdo?


Para el procedimiento de separación o divorcio de mutuo acuerdo, será competente el Juzgado de Primera Instancia (Familia) del último domicilio común o el del domicilio de cualquiera de los solicitantes (Art. 769.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).


¿Qué es la separación de hecho?


Es el cese efectivo de la convivencia matrimonial consentido libremente por ambos cónyuges o impuesto por uno de ellos, sin asistir al Juzgado para legalizar la situación. Pueden acudir a un Notario para plasmar por escrito la situación y los efectos que se deriven de la misma.

Pero, aunque la mujer tenga un documento notarial de separación, esto no supone separación legal, por lo que en caso de incumplimiento por parte del cónyuge de las condiciones pactadas, habrá que instar este cumplimiento vía judicial obteniendo la correspondiente Sentencia que obligue al cumplimiento. El documento notarial tiene un fuerte valor probatorio en los procesos judiciales de separación y divorcio, con respecto a las condiciones pactadas.

Por otro lado, mientras no exista separación legal con sentencia judicial, se mantiene el régimen económico matrimonial, a no ser que se estipulen capitulaciones matrimoniales. Si los cónyuges, separados de hecho, tienen bienes gananciales, puede existir el riesgo de que estos bienes respondan de determinadas deudas contraídas por uno solo de los cónyuges, e igualmente se puede presumir que pertenecen a la sociedad de gananciales los bienes adquiridos por uno solo de los cónyuges.


AGRADECIMIENTOS: La mayor parte de la información facilitada en estas páginas está extractada y resumida de la web de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social. Instituto Andaluz de la Mujer. Junta de Andalucía.

Separarse o divorciarse de forma contenciosa o solicitar la nulidad matrimonial

Separarse o  divorciarse de forma contenciosa o solicitar la nulidad matrimonial - Separaciones y Divorcios

 

¿Qué ha de hacerse para separarse o divorciarse de forma contenciosa o para solicitar la nulidad matrimonial?


Para presentar la demanda contenciosa de separación, divorcio o nulidad matrimonial y su posterior tramitación es necesaria la intervención de abogada o abogado y procuradora o procurador. En caso de no contar con suficientes recursos económicos, la mujer puede solicitar el derecho a la asistencia jurídica gratuita y que se le nombren profesionales para su defensa y representación. No es necesario llevar casada un mínimo de tiempo, puede plantearse en cualquier momento.

La mujer puede separarse judicialmente, divorciarse, o solicitar la nulidad matrimonial, aunque su marido se oponga a ello.

La demanda se sustancia por los trámites del juicio verbal. Junto a la demanda se adjuntarán: certificación de inscripción de matrimonio en el Registro Civil; certificación de inscripción de nacimiento de las hijas e hijos, en su caso; documentos en que la mujer demandante funde su derecho a la separación, divorcio o nulidad matrimonial y a las medidas que solicite (Ej: declaraciones tributarias, nóminas, certificaciones registrales, certificado de empadronamiento, denuncias que haya interpuesto por malos tratos, informes médicos, Sentencias...). La demanda explicará las razones por las que se solicitan las medidas a adoptar: guarda y custodia de las hijas e hijos menores, pensión de alimentos, pensión compensatoria...

Una vez cursada la demanda, la autoridad judicial, en el plazo de 5 días, procede a dictar Auto de admisión y a dar traslado del mismo al marido demandado y, en su caso, al Ministerio Fiscal. En dicho Auto se cita a las partes a una vista y se indica día y hora para su celebración. Una vez admitida a trámite la demanda, no existe obligación de continuar conviviendo con el cónyuge.

Cuando el órgano jurisdiccional admita la demanda se le dará traslado de la misma al marido demandado para que conteste en 20 días.

La parte demandada, en su escrito de contestación a la demanda, podrá formular reconvención (derecho que asiste a la parte demandada a presentar demanda contra la demandante, ejercitando una petición independiente para su resolución), disponiendo la parte demandante de un plazo de 10 días para contestarla.

Sólo se admitirá la reconvención cuando se fundamente en alguna de las causas que pueden dar lugar a la nulidad matrimonial, a la separación o al divorcio o cuando pretenda la adopción de medidas definitivas no solicitadas en la demanda.

Si alguno de los cónyuges es menor de edad ( emancipado por el matrimonio) puede comparecer por sí solo a juicio, pero será parte el ministerio Fiscal. Al acto del juicio concurrirán las partes por sí mismas y sus respectivas defensas y representaciones. Si alguna de las partes, injustificadamente, no compareciera, la autoridad judicial podría admitir como ciertos los hechos alegados por la otra parte, pero sólo para proceder a la adopción de medidas de carácter patrimonial, ya que para admitir como ciertas las causas alegadas por la parte presente se ha de proceder a practicar la prueba.

Si ambas partes concurren y no existe conformidad sobre los hechos, se propondrán oralmente las pruebas. La autoridad judicial puede acordar, de oficio ( sin necesidad de que lo soliciten las partes), las pruebas que estime necesarias. También tendrá presente la disponibilidad y facilidad probatoria que corresponda a cada una de las partes, de manera que la carga de la prueba puede recaer sobre quien no la alega.

Los medios de prueba de los que podremos valernos son:

1. Documental: Cada parte puede solicitar la exhibición de documentos que no se encuentren a su disposición. Si el cónyuge requerido se niega injustificadamente a su exhibición, la autoridad judicial puede dar valor probatorio a una copia simple de los mismos presentada por el cónyuge solicitante o, incluso, a la versión que hubiera dado del contenido de dichos documentos.

2. Interrogatorio de las partes: Cada cónyuge puede solicitar el interrogatorio del otro.

3. Pericial: La persona autora del informe o dictamen debe acreditar su habilitación profesional, reconocerlo y ratificarse en su contenido.

4. Reconocimiento Judicial: Para examinar algún lugar, objeto o persona.

5. Reconocimiento judicial y pericial conjuntos.

6. Testifical: Si la persona propuesta para dar testimonio es menor de edad penal no se le exigirá juramento ni promesa de decir verdad.

7. Careo entre las partes, entre las personas que han prestado testimonio y entre éstas y las partes. El careo sólo podrá solicitarse al término de la práctica del interrogatorio. No se practicarán careos con testigos menores de edad, salvo que la autoridad judicial lo considere indispensable.

8. Informe de investigación privada, informe comercial.

9. Reproducción de la palabra o imagen captados mediante instrumentos de filmación y grabación.

10. Instrumentos que permitan archivar o reproducir datos relevantes.

La autoridad judicial declarará la pertinencia o no de las pruebas propuestas por las partes y procederá a practicar las pertinentes. El desarrollo del juicio se grabará o registrará. La grabación o registro se efectuará bajo la fe de la Secretaría Judicial. Pero si no existiera un soporte apto para la grabación y reproducción del sonido y de la imagen, la Vista se documentará por medio de Acta levantada por la Secretaría Judicial. Practicadas las pruebas (30 días) se dará por terminada la Vista. Se pasa a la fase de Conclusiones y se dicta Sentencia dentro de los 10 días siguientes. De existir indicios de violencia de género, el Juzgado de Familia se inhibirá (no conocerá), remitiendo todas las actuaciones al Juzgado competente de Violencia sobre la Mujer.

La Sentencia será apelable en el plazo de 5 días.

Si durante la tramitación del procedimiento fallece uno de los cónyuges, aquel se suspenderá y se archivará, debiendo aportar el certificado de defunción al expediente, ya que la muerte de uno de los cónyuges produce la disolución del matrimonio.

La nulidad matrimonial, que requiere Sentencia judicial que la declare, tiene como consecuencia la inexistencia del vínculo matrimonial con efectos retroactivos, es decir, como si ese matrimonio nunca se hubiera celebrado. La acción de nulidad en los casos de error, coacción o miedo grave, caduca, convalidándose entonces el matrimonio, si los cónyuges hubieran vivido juntos durante un año después de desvanecido el error o de haber cesado la causa del miedo. Para el resto de las causas de nulidad, el plazo de caducidad es de 15 años.

En los procesos de nulidad matrimonial será siempre parte el Ministerio Fiscal. Los efectos de la Sentencia de nulidad matrimonial son:

1. Declara la inexistencia del vínculo matrimonial, recuperando los cónyuges el estado civil anterior de soltería.

2. Establece el carácter retroactivo de los efectos del matrimonio al momento de la celebración del mismo. La retroactividad no puede perjudicar al cónyuge que lo contrajo de buena fe, así, el matrimonio produce sus efectos hasta el momento en que se declare judicialmente la nulidad y ello para proteger la situación familiar creada y a las hijas e hijos, es el llamado matrimonio putativo.

La relación materno/paterno-filial no se verá afectada, se mantiene el régimen de derechos y obligaciones existente.

   

 

Dudas Frecuentes

Dudas Frecuentes - Separaciones y Divorcios

Separaciones y Divorcios

Dónde estamos

Separaciones y Divorcios

María Luisa Doncel-Moriano Aragón. Abogada

Separaciones y Divorcios

Abogados en Chiclana

Separaciones y Divorcios

LegalGemp Consultores, Abogados y Asesores Empresariales.

Separaciones y Divorcios

Asesores en Chiclana

Separaciones y Divorcios

Declaraciones de Renta y Patrimonio. Profesionales Colaboradores Sociales de la Agencia Tributaria. Garantía de Fiabilidad

Separaciones y Divorcios

Gestión de la Empresa Familiar

Separaciones y Divorcios

Melkart Social Media. Marketing en Internet y Redes Sociales para PYME,s. y Emprendedores

Separaciones y Divorcios

José M. Arroyo Quero. Consultoría Estratégica PYMES y Emprendedores 1984-2014: La Experiencia.

Separaciones y Divorcios

Personal Shopper Inmobiliario. API,s., Abogados y Profesionales de la Edificación.

Separaciones y Divorcios

Emprendedores e Innovación.

Separaciones y Divorcios

Fiscalidad y Tributación.

Separaciones y Divorcios

EL FARO DE CHICLANA. NOTICIAS LOCALES Y DE LA BAHÍA.